Antonio Soler: escritores en Málaga. Fernando Arcas Cubero

Soler presentó el jueves pasado su última novela Lausana en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento. Era un acto del Instituto Municipal del Libro, presentado por Alfredo Taján. Teodoro León Gross hizo una presentación impecable de la obra de Soler y mantuvo luego un diálogo espléndido con el autor en el que explicó algunas de las claves de la obra y de su literatura.
Uno de los cambios más importantes de la cultura en Málaga es la presencia física de los creadores de primera fila en la ciudad o la provincia, su residencia en la ciudad del paraíso, una realidad cargada de nostalgia en cambio antes de la llegada de la democracia, observada desde fuera.  Claro que el mundo ha cambiado también, y resulta mucho más fácil ahora estar conectado con él que cuando la Cuesta de la Reina nos separaba de España.  Decía Soler que los escritores han perdido el carácter de referencia social que tuvieron en los años 30 o 60, que su lugar ahora lo tienen los cineastas o los actores. Que las artes visuales son las que configuran por tanto el imaginario colectivo mucho más que la literatura. No estoy seguro.
Esto de la capitalidad cultural que traemos entre manos no arraigará en las almas de los ciudadanos hasta que no salga de los escritores y los artistas, hasta que ellos no modelen los perfiles de la identidad de nuestra propuesta. Porque el secreto de la cultura reside en ese viaje de ida y vuelta desde ellos a la gente.

Fernando Arcas Cubero

Profesor de Historia de la UMA

Etiquetas: ,

Haga un comentario

*