BTOY, por Giovanna Pacilio Angelino.

En las calles del Raval Barcelonés, allá por el 2002, aparecieron unas misteriosas Geishas. Brotaban de los muros inesperadamente y nos perseguían desde el antiguo barrio chino hasta llegar al mar. Nadie conocía la autoría de estos stencils, ni se sabía cuál sería el próximo puerto de estas maestras de la seducción.

Al poco tiempo, comenzaron a aparecer firmadas bajo el alias Btoy. La curiosidad de transeúntes aumentaba. ¿Qué o quién era Btoy?

Sabíamos que en el lenguaje del graffity, “ser un toy” equivale a ser un principiante algo así como un novato. ¿Btoy con su propia firma nos estaba haciendo un manifiesto a la iniciación? ¿un llamado a expresarnos en las calles? ¿a atrevernos a pintar? ¿a comenzar desde cero?

Eran buenos tiempos para el street art en la ciudad. Muralistas de todo el mundo dejaban su huella en las verticales de la ciudad condal. Y las ordenanzas municipales todavía no habían comenzado a ejercer su yugo.

Btoy siguió desarrollando retratos, principalmente mujeres: pilotos de la segunda guerra mundial, iconos de la música, el cine y las artes plásticas…que viajaban por EE.UU. y ciudades europeas.

Su técnica cada vez mostraba más destreza y su estilo ya era inconfundible. Pinceladas sueltas sin miedo al color conformaban la base de las plantillas llenas de sombras y milimétricos cortes.

Ahora ya sabíamos que Btoy era mujer, y podíamos verla trepada en los muros de cualquier festival o exponiendo obra en formato canvas en diversas galerías. De Bruselas a París, de Barcelona a los Angeles.

Obra de BTOY. En "The Cans Festival" supported by Pictures On Walls. Banksy. London. May 2008

Obra de BTOY. En “The Cans Festival” supported by Pictures On Walls. Banksy. London. May 2008

En 2008 la invitación de Bansky a participar del Cans Festival de Londres funciona como una autentica catapulta. Allí se codea con los grandes nombres del Street art y se establece como un referente en su estilo.

Desde entonces, su proyección internacional guarda una larga lista de lugares visitados. Su obra se reparte por países como España, Francia, Inglaterra, Argentina, Túnez, Turquía, Holanda, Italia, Alemania, EE.UU., Méjico, Bélgica, Polonia, Indonesia, Portugal o Líbano.

Sus personajes siguen clavando en nosotros su mirada desde otras épocas, pero ahora, cada vez en formatos más grandes, retratos de grupos, escenas de guerra que marcan firmemente lo que intuíamos hasta el momento: voluntad de reflexión sobre los cambios sociales, reivindicación de la presencia femenina, elevación de los personajes de la historia de los que nunca se habla, visualización de las injusticias sociales, hambre, guerra, prostitución, esclavitud, niños de la calle. En los últimos años la simbiosis neo-pop ha dado trabajos llenos de excelencia y explosión de ironía y color.

The Virgin Queen. Colaboración conUri. Stencil, pintura en spray y acrílica sobre lienzo. 146 x 114 cm. 2013.

The Virgin Queen. Colaboración conUri. Stencil, pintura en spray y acrílica sobre lienzo. 146 x 114 cm. 2013.

¿Pero quién es esta autora de postales del pasado con rabiosa actualidad?

Hoy sabemos que su nombre es Andrea Michaelsson (Barcelona 1977), formada en el 2001 en el Institut d´Estudis Fotográfics de Barcelona. Descubrió en la expresión artística su verdadera vocación, dijo adiós a la facultad de derecho y cambió las leyes por los pinceles, que utiliza para aportar su personal sentido de la justicia social, de la memoria y la belleza de la lucha, a través de instantáneas de otros tiempos que revaloriza e inmortaliza con su estética.

 Giovanna Pacilio Angelino, historiadora y comisaria de arte.

Próximamente tendremos a la artista BTOY manchando los muros del Ateneo malagueño (del 27 al 31 de octubre) y en el Festival de Arte Urbano MUROPOLIS de Mendoza (Argentina) (del 13 al 20 de noviembre).

https://www.flickr.com/photos/btoy

 

Etiquetas: , , , , ,

Haga un comentario

*