Con un fluir caudaloso, por Joaquín Peñatoro.

Mueble•Bar (Serie Suite Sinatra), 2010. /Acrílico y grafito sobre papel, 45 x 65 cm. / Obra del artista Joaquín Peña-Toro, con la barra del Ateneo diseñada por Frank Rebajes.

Mueble•Bar (Serie Suite Sinatra), 2010. /Acrílico y grafito sobre papel, 45 x 65 cm. / Obra del artista Joaquín Peña-Toro, con la barra del Ateneo diseñada por Frank Rebajes.

Me parece una barra fascinante, única. Recogida en su rincón tiene, sin duda, el imán suficiente para que no pueda remediar acercarme, repasar con los dedos sus oquedades. Los estratos de madera se tejen como un jersey de lana gorda: orgánicos, mullidos, con un fluir caudaloso.

Al llegar a España en 1960 Frank Rebajes, según reza su biografía impresa a máquina de escribir, “ha estado operando un pequeño taller de artesanía y dedicando tiempo al estudio de la Geometría Secreta de los Símbolos”: geometría artesana producida en un tiempo anterior a la realidad virtual, anterior al corte láser y al dibujo informático de siluetas fractales.

¿Qué me llama desde esta pieza? Tal vez, el juego Op-Art tridimensional pero desordenado y manual, el movimiento bulboso del material, el encaje –según avanza el proceso- de las piezas que componen el puzle. O nada de todo esto, mejor: las copas derramadas, las rodillas rozadas con sus volutas, la época que produjo este acumulador de encuentros. Quiero imaginarla como el escenario ideal (si hubiera estado instalada en Torremolinos) donde otro Frank pidió un Dry Martini que después volcó contra el pómulo de Ondina Canibano.

Publicado en la sección Galería Ateneo del magazine de marzo, 2014.

Espacio Frank Rebajes, sobre la obra del artista Frank Rebajes.

Haga un comentario

*