Discurso de Luciano González Ossorio, Pdte. de la Federación de Ateneos de Andalucía.

Hace un año por estas fechas, en el III Encuentro en Cádiz, anuncié que no estaría ahora en la Presidencia de la Federación de Ateneos. Que ya había llegado el momento de mi retirada y que otro compañero ocuparía este lugar. Sin embargo, aquí estoy de nuevo. ¿Qué ha pasado? Ha pasado, que los compañeros de la Junta Directiva me pidieron que siguiera un poco más, que no debía irme, que esperara al menos a la celebración del IV Encuentro en Granada. En definitiva, que mis compañeros de la Junta Directiva o me quieren mucho, o todo lo contrario. No lo sé. Pero el caso es que aquí estoy de nuevo. Accedí al ruego y me comprometí seguir en la Presidencia hasta septiembre, no más. Quizá debido a que el ateneo, los ateneos, su ideario, su estilo, su talante… llenan mi vida, me siento identificado con sus ideales. Digo, como diría Pérez Galdós, “ el ateneo es el altar de mis sueños” y “el descanso de mis tardes”.

Pues sí, el altar de mis sueños, porque el altar es donde se inmolan .los sacrificios a los dioses, el lugar en el que se hacen las ofrendas, a donde se acude cuando se tienen necesidades y se piden los favores. Y resulta que los ateneos me exigen sacrificios, a los ateneos ofrezco lo que tengo, tiempo y ganas, y los ateneos me dan lo que necesito, me dan conocimiento, me enseñan mucho. Creo que en los ateneos se encuentran mis sueños. Mis sueños. ¿Cuales son? Mis sueños ahora, el librepensamiento, la tolerancia, el pluralismo, la independencia…y por encima de todo, la cultura y la libertad. Dos grandes sueños que quiero para todos los seres humanos. Cultura y libertad. En los Estatutos de la Federación de Ateneos, en nuestros estatutos, se dice literalmente “ Los ateneos de Andalucía somos una aleación de cultura y libertad. Creemos como dogma de fe en lo que decía Unamuno: “Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. Sólo la cultura da libertad,.. La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura.” Ayer paseando por las calles de Granada, en los muros del Jardín que hay junto a la Facultad de Derecho, pude leer: “La Cultura es libertad” . Es lo que dice nuestro querido y admirado José Caballero Bonald, el ateneísta Caballero Bonald por el Ateneo de Jerez, así me lo ha confirmado el presidente del Ateneo de Jerez. En su discurso, maravilloso, profundo y vibrante, dijo que “ conocimiento y libertad vienen a ser nutrientes complementarios de toda aspiración a ser más plenamente humanos”

Así pues, aquí estoy de nuevo, un año más con todos vosotros, ateneístas venidos de todos los Ateneos de Andalucía. Y lo primero que quiero es daros las gracias por haber venido a este nuevo Encuentro, haciendo un gran esfuerzo económico y sacrificio por el viaje, en el que reafirmamos nuestro compromiso con la cultura y proclamamos por encima de todo nuestra libertad.

Gracias en primer lugar al Ateneo de Granada. Este Ateneo joven que hoy nos acoge y que nos sorprende con una organización digna de todo elogio y aplauso. Por tanto, gracias y enhorabuena, Presidente, Juan Castilla, y toda su Junta Directiva, que estáis con las alforjas llenas de ilusión y con el proyecto de abrir el ateneo a la toda la sociedad granadina. Prestar un servicio a la comunidad, un compromiso generoso, que muchos, con el tiempo, entenderán. Hay que daros las gracias y felicitar a todos y hacer mención especial a los ateneístas que han llevado el peso de la coordinación, Maribel Lázaro y Cristino Pérez, agradecimiento y felicitación que hago extensiva para el artista, también ateneísta, el pintor Juan Vida, autor del cartel de este Encuentro y ha diseñado el programa y las credenciales Muchas gracias, Juan.

Y gracias, muchas gracias, al conferenciante, Doctor Emilio Molina, quien con sus palabras ilustrará con su conferencia este encuentro celebrado precisamente en Granada para celebrar el Milenario del Reino de Granada. Una lección magistral que además de darnos conocimiento se adorna con la virtud de la generosidad.

Gracias a los ateneístas que habéis venido, desde Cádiz, del ateneo con cerca de 160 años de vida, el ateneo más veterano de Andalucía, el segundo de España, que el año pasado nos acogió en el III Encuentro de grato recuerdo y en el que se celebró el Hermanamiento con los ateneos catalanes.

Ateneístas venidos desde Chiclana, el numeroso grupo de Ateneístas de Chiclana, que nos acogió en el segundo Encuentro, y marcó un sendero. Bienvenidos.

Desde Sanlúcar, hubieran querido venir más, pero la celebración del Pregón de la Manzanilla, acto importante en la ciudad, no se lo ha permitido; pero hay una digna representación.

De Jerez de la Frontera se ha desplazado un autobús lleno de ateneístas. Hay que felicitar al Ateneo de Jerez por la nueva sede que le ha cedido el Ayuntamiento, en pleno centro de la ciudad, un edificio noble, dignísimo, capaz, que la alcaldesa al firmar el convenio de cesión justificó, porque “el ateneo, dijo, se había hecho merecedor por la labor cultural que realiza en la ciudad”. Qué bien que las administraciones reconozcan que los ateneos son instituciones que prestan un servicio a la sociedad, que dan más que reciben, que ayudan a elevar el nivel cultural de los pueblos allí donde están. A ver si otros ayuntamientos toman notan y valoran la labor de los ateneos.

Gracias ateneístas de Córdoba, cuyo ateneo tuvo la feliz idea de celebrar un primer encuentro , semilla y cimientos de la Federación.

Y a los de Almodóvar del Río. El Ateneo Popular, que enseguida cogió el testigo, y con Antonio Manuel, nuestro Secretario General, se puso a la cabeza del proyecto, hoy fecunda realidad con 18 ateneos federados..

También gracias a los ateneístas llegados desde Málaga, del Ateneo de Málaga, mi Ateneo, un numeroso grupo, quizás el más numeroso, cuyo ateneo tuvo el honor de ofrecer un homenaje a José Luis Sampedro, pocas semanas antes de morir, quien en sus palabras de agradecimiento nos recordó que “para ejercer mi libertad de expresión primero tengo que tener libertad de pensamiento”. Los ateneístas, por encima de todo, somos librepensadores.

Y como no, a los ateneístas de Benalmádena, que hacen honor a su fundador, José Mª Bernils, a quien ofrecieron un homenaje a pocas semanas de su fallecimiento.

Quiero pues agradecer a todos los que han llegado desde Algeciras y Manilva. Enhorabuena presidentes por vuestros premios literarios y vuestras publicaciones poéticas.

Desde Sevilla los ateneístas del Ateneo Popular de Sevilla que se esfuerzan en hacer una labor de continuidad y renovación, pero siguiendo la tarea de su presidenta de honor Rocio Macareno aquí presente también.

Y a Dos Hermanas, ese ateneo andaluz que ha tenido la valentía de aventurarse para conseguir un local más amplio y capaz donde desarrollar sus talleres, sus conciertos, sus exposiciones. Ánimo, Dos Hermanas.

Y como no, gracias al más joven de todos, al Ateneo Andaluz de El Cuervo, llamado Arbonaida, al que damos la bienvenida y le decimos: tenéis una labor muy hermosa que hacer en vuestro pueblo, llevar la cultura a todos, sin sectarismos, con absoluta independencia, con muchas ganas, sabiendo que no estáis locos y que no estáis solos. Podéis contar con nosotros.

Finalmente quiero dar las gracias a los ateneístas venidos desde Cataluña. Hace unos meses la Federación d’ Ateneus de Catalunya se hermanó con la Federación de Ateneos de Andalucía. El acto se celebró en el Ateneo de Cádiz. Fue muy emotivo y en el acta que firmamos Salvador Casals, Presidente de la Federación catalana, gracias Salvador, y yo, se puso de manifiesto que existe una voluntad de establecer unas líneas de colaboración mutua y se acordó reconocer el esfuerzo de las personas que a título personal dedican su tiempo libre al voluntariado cultural e impulsar la iniciativa “Amigos de los Ateneos” para promover el encuentro y el intercambio cultural entre ateneos de distintos territorios.

Gracias a todos:
Rector, Francisco González Lodeiro, por habernos acogido en vuestra casa, y lamentando tu ausencia. Pretendíamos que con tu presencia este acto tuviera auténtico sentido académico. Y a la Dirección de este centro de conocimiento científico, que nos ha cedido generosamente estas instalaciones, maravillosas, en un gesto de inteligente colaboración con la causa ateneísta.
Director General de Instituciones Culturales y del Libro, representante de la Consejería de Cultura, David Luque. Muchas gracias por estar con nosotros, no sólo hoy, siempre, desde que el Consejero te designó para ser el interlocutor con los ateneos. Y que todos sepan que hoy por tus eficaces gestiones, tenemos el regalo de escuchar al Grupo Musical Al Tarab Ensemble, gracias a la Consejería de Cultura.
Concejal de Cultura, Juan García Montero y Coordinador de Cultura de la Diputación, Joaquin Abra, agradecemos vuestras palabra, pero lamentamos que os hayáis ausentado. Quería que escuchaseis este mensaje: Transmitir en vuestras instituciones, en vuestros actos protocolarios, en las acciones de gobierno que os corresponda, transmitir digo, que los ateneos en Andalucía, son células vivas, llenas de salud moral, que quieren regenerar esta sociedad enferma. Que los ateneístas siembran cultura y respiran libertad con talante abierto, dialogante, plural, independiente, sin sectarismos, sin exclusiones, en los ateneos caben todas las ideologías, deseosos de hacer que los ciudadanos, el pueblo en definitiva, sea cada vez más culto y más libre.

Llegados a este punto, quiero manifestar nuestro orgullo por poder incorporar a nuestro movimiento a personalidades de la cultura nombrándolos Ateneístas de Honor. En otros Encuentros han sido recibidos al ateneísmo el dramaturgo Salvador Távora, el flamencólogo Antonio Fernández, Fosforito, y el Padre de la Constitución, José Pedro Pérez Llorca. Hoy tendremos el honor de nombrar Ateneístas a Enrique Morente, a título póstumo, a Miguel Ríos y a la vez nombrar Ateneo a la Tertulia de Granada.

Enrique Morente hace tiempo que debía ser Ateneísta, pero se nos fue, inesperadamente, indebidamente, dejando un vacío imposible de ocupar, una estela de arte incomparable, Morente, renovador del Flamenco, que llevó al cante las letras de los poetas más altos de la lengua española. Morente, el primer cantaor que introdujo el flamenco en el Ateneo de Madrid. Sólo por eso ya merece ser Ateneísta de Honor. Tenía pocos años, allá en 1970, acompañado a la guitarra por su amigo Manolo Sanlúcar, hizo vibrar las paredes del viejo caserón de la docta casa con su cante único, majestuoso, profundo. Por eso, Doña Aurora, los ateneístas creemos que debe estar entre nosotros su amado Enrique. No sólo en la memoria, no sólo en el corazón. También en el cuadro de Honor de los mejores, para que los ateneístas aprendamos de él a llevar la cultura por todas partes. Ël será nuestro ejemplo y nuestro modelo. Me decía doña Aurora el otro día que le emocionaba saber que su querido Enrique no caiga en el olvido, que sigamos recordándolo. Pues bien, este homenaje es para tenerle presente siempre y nos obliga a recordarlo permanentemente.

Y Miguel Ríos… Ah, Miguel Ríos. Cuantos hemos recorrido nuestra ya larga vida acompañándolo en su viaje, “vivo en la carretera dentro de un autobús”, siempre por la voz incomparable, fuerte ( al sur de Granada, Bienvenidos, canción de la alegría) todos hemos bailado con él el rock y como el dice, “todo se lo debo al rock and roll”. Quien como él para ser nuestro ateneista de honor. Qué honor el nuestro, Miguel, tenerte entre nosotros, un ateneísta verdadero, total, amante de la cultura y de la libertad, ¡ay la niña Libertad!, te acuerdas?… Me decías en tu carta, agradecido, que “ sólo has cumplido con un mandato vocacional, que te obligaba, por medio del placer y del sacrificio, a procurar la emoción en los semejantes, utilizando algo tan común, ancestral y humano como es la música..” Pues bien, por eso mismo, porque a través de la música, con placer y sacrificio, has conseguido llenar nuestras vidas de emoción. Gracias. Miguel.

Y gracias a ti Horacio Rébola, Tato amigo, que a través de tu Tertulia has dado una cultura singular abierta, plural, total, a tu Granada querida, como si de un ateneo se tratara. Por eso la Tertulia merece ser y tener el título de Ateneo de Honor. Un honor para todos los Ateneos de Andalucía.

A todos , compañeros ateneístas, que sintáis fortaleza de los valores que proclamamos y compartáis unidos el compromiso de hacer realidad nuestro sueño.

Y termino sintiendo que hoy es un día lleno de emociones y de aspiraciones, un día para recordar. Digo, como decía Gabriel García Márquez: “Recordar, es fácil cuando se tiene memoria. Olvidar, es imposible cuando se tiene corazón.”

Muchas gracias

Etiquetas: , , , ,

Haga un comentario

*