Discurso del Presidente del Ateneo de Málaga en el acto de entrega de Medallas 2014

Discurso Presidente Medallas 2014

Sr. Consejero de Economía, Ciencia, Innovación y Empleo de la Junta de Andalucía. Sr. Alcalde de Málaga. Magnífica Rectora de la Universidad de Málaga. Sr. Ex ministro de Educación. Directora de la Obra Social de Unicaja. Representantes institucionales y de entidades culturales.

Amigos y amigas ateneístas, distinguido público:

“Un pueblo educado y culto sabrá elegir dirigentes honestos y competentes, y estos elegirán los mejores asesores. Un pueblo inteligente y educado no permite corruptos, ni incompetentes. Un pueblo educado y culto sabe diferenciar muy bien un discurso serio de una prédica demagógica. Un pueblo educado y culto prospera en condiciones adversas”.

Esto decía en un discurso Tarja Halonen, Presidenta de Finlandia, uno de los países con mejor sistema educativo del mundo en virtud de la estabilidad del mismo y las exigencias más altas para acceder a la profesión docente.

Por el contrario, en nuestro país, la Educación sufre continuos vaivenes y la cultura es castigada con el mismo IVA que un artículo de lujo, provocando que la venta de libros disminuya en un 40%.  Y que actores, músicos, artistas, escritores… encuentren muy pocas oportunidades para vivir de su profesión, incluso en  Málaga, una de las cinco ciudades más valoradas por la calidad y la innovación de sus propuestas culturales.

unnamed (17)

Decía Unamuno: “La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura. Sólo la imposición de la cultura le hará dueño de sí mismo, que es en lo que la democracia estriba…” No ideaba nada nuevo, porque ya en el siglo V a de C,  la ética en la justicia, la sabiduría, la función social de la cultura y las artes eran los atributos de la diosa Atenea, símbolo de las aspiraciones del pueblo griego.

Los sabios –decía Platón- deben conducir a los demás mediante leyes justas, porque no serían sabios sin la contribución de los otros”. Siguiendo esta doctrina, setecientos años después, el Emperador Trajano incorporó a su corte un Consejo Asesor formado por sabios filósofos, con la orden de  decir su opinión con absoluta libertad aunque no coincidiera con la del Emperador. Esta forma de incorporar en sus decisiones a hombres sabios y críticos generó un gran desarrollo cultural y económico que culminó con la creación del Ateneo de Roma en tiempos de su sucesor el Emperador Adriano.

DSC_0431

En el siglo XXI seguimos  necesitando sabios que conduzcan a los otros –nosotros- a un sistema socioeconómico justo y socialmente cohesionado, en el que la política sea la ciencia de la verdad y la cultura, la esencia misma de la democracia. Pero, la verdadera democracia necesita la ética como principal condición de la acción política, la independencia  de la justicia respecto a los  intereses políticos, de la política respecto a los intereses financieros, y de los medios de comunicación respecto a los mecenas económicos.

 

En estos difíciles tiempos en los que el horizonte de esperanza se confunde con los interminables casos de corrupción,  privilegios de sueldos vitalicios, indultos selectivos contra el principio de igualdad ante la ley, las dramáticas situaciones en las fronteras de Ceuta y Melilla…, el Ateneo, reconoce hoy:

  • A la literatura como instrumento al servicio de la libertad y de los derechos humanos, representada por Antonio Gala.
  • Al arte de Elena Laverón, capaz de demostrar que el genoma humano puede crear armonía y belleza, y no solo destrucción y miseria.
  • La ética de la Justicia en la búsqueda de la verdad, la independencia y la imparcialidad del Juez Gómez Bermúdez.
  • La defensa de los derechos de los consumidores por una asociación –FACUA- que vigila los abusos del mercado.
  • La excelencia de la Universidad Pública, que con Adelaida de la Calle, ha fortalecido sus relaciones con el Ateneo a través de los premios Ateneo- Universidad y la Tribuna Ateneo- Universidad, una escuela de conocimiento intelectual y crítico abierta a las nuevas corrientes del pensamiento.

En la fiesta de la cultura que hoy celebramos, quiero, además, reconocer la dedicación altruista de los 35 miembros de nuestra Junta Directiva que, sin presupuesto para actividad cultural, están logrando una interesante y diversificada programación de calidad. Ello es posible gracias, sobre todo, a los socios. Los que fueron, los que son y los que vendrán. 

Sin ellos el Ateneo de Málaga no continuaría siendo un lugar de encuentro, de reflexión intelectual, de debate, de defensa de los valores democráticos, de libre pensamiento y de función social de la cultura.  Esta es nuestra identidad, nuestra fortaleza y nuestro compromiso.

Muchas gracias.

F medallas ateneo IMG_6473

2 respuestas a "Discurso del Presidente del Ateneo de Málaga en el acto de entrega de Medallas 2014"

  • Angel Pérez says:
  • Jose Maria Ruiz Palomo says:
Haga un comentario

*