Entrevista con Diego Rodríguez, presidente del Ateneo, por Paula Coronas

HOY HABLAMOS CON…

???????????????????????????????????Diego Rodríguez, presidente del Ateneo de Málaga.

Desde el aperturista foco de intelectualidad que el Ateneo de Málaga ofrece cada día a la sociedad malagueña, una de las voces que suena con más esplendor en el timón de esta histórica institución de la ciudad, es Diego Rodríguez, su Presidente. Hace unos meses se subía nuevamente a la “nave ateneísta”, tras cuatro años de candidatura al frente de la misma. Su renovada ilusión, y su talante de inquebrantable diálogo, se suman a otras cualidades que acreditan su destino en el Ateneo malacitano: Diego posee ese enfoque pedagógico y liberal que debe acompañar al enseñante, emprendedor y dinámico, es además impulsor de ideas, debates y pensamientos que defiende con firmeza y con rigor. La presencia de este intelectual cargado de espíritu combativo y de enérgica actitud, se hace determinante para una nueva andadura de luces y sinergias en el Ateneo. Nuestra gratitud por dedicar a Intermezzo parte de su preciado tiempo, y por compartir inquietudes, preocupaciones y anhelos.  Gracias, Presidente, por su compromiso leal con la sociedad malagueña.

1)  Ante todo, y en pocas palabras, díganos: ¿Qué es el Ateneo de Málaga y qué representa en nuestra ciudad y fuera de ella?

R: En 1966, en plena dictadura franquista, un centenar de personas amantes de la cultura decidieron fundar el Ateneo con el objetivo de defender la democracia y la libertad de pensamiento. Han pasado 48 años y el Ateneo se ha consolidado como una institución referente en la cultura en Málaga y Andalucía. También trasciende en foros nacionales e internacionales. Actualmente ofrecemos una programación de puertas abiertas organizada por treinta y cinco vocalías que abarcan los diferentes ámbitos del conocimiento: mesas redondas, tertulias, conferencias, cine fórum, teatro, música, exposiciones de artes plásticas, fotografía, video creación…

2) Presidente, nuestros jóvenes malagueños quieren saber qué objetivos en torno a la cultura se propone hoy el Ateneo de Málaga.

R: La cultura es un bien sublime que ennoblece a los pueblos y dignifica a las personas. Por eso debe ser asequible a todos los ciudadanos, con independencia de la condición social. Queremos que la cultura sea mucho más que museos y exposiciones. Debe ser un instrumento de educación del pensamiento con autonomía moral e intelectual. Los españoles somos muy dados a la crítica, pero profundizamos poco en el debate y en las razones que fundamentan las diferentes formas de ver las cosas.

Los objetivos que nos hemos propuesto en esta nueva etapa están orientados a reforzar los lazos con la Universidad, aumentar nuestra presencia en el tejido social, captación de nuevos patrocinadores que ayuden a la sostenibilidad del Ateneo y superar la crisis económica manteniendo la calidad en las  actividades que organizamos.

3) En esta nueva etapa del Ateneo, tras renovar su candidatura, se han incorporado jóvenes vocales de distintas disciplinas. ¿Hacia dónde camina esta histórica y veterana institución?

R: Pienso que el Ateneo de Málaga debe seguir incorporando jóvenes en su masa social y en primera fila de la gestión. Lo hice en la etapa anterior y he vuelto a hacerlo en este nueva etapa de cuatro años. Las personas jóvenes que se han integrado en el proyecto están aportando frescura, innovación, nuevas formas de hacer y organizar, nuevos contenidos… No sé a dónde iremos, pero estoy convencido de que estamos en el buen camino si conseguimos aumentar el número de socios. La cuota es simbólica, cinco euros jubilados y estudiantes; ocho euros los demás.

Por otra parte, estamos firmando convenios de colaboración con otras entidades que nos ayudarán a enriquecer nuestra oferta cultural: Museo Picasso, Festival de Cine Español de Málaga y con la Red Internacional de Medinas (RIM).

4) ¿A qué problemas  o dificultades se enfrenta actualmente el Ateneo de Málaga?

R: La más importante es la reducción de colaboraciones económicas y de subvenciones finalistas de la Junta de Andalucía que nos permitían desarrollar ciclos de música, teatro y exposiciones itinerantes de artes plásticas. La crisis nos ha afectado de forma significativa. En 2010 y 2011 teníamos, además del administrativo,  cuatro empleados del Servicio Andaluz de Empleo (economista, bibliotecario, comunicación y mantenedor).  Desde entonces, la gestión la llevamos prácticamente Andrés Silva (el administrativo) y yo, con la colaboración de una persona contratada a tiempo parcial para la Tesorería.  Gracias a la generosidad y altruismo de la Junta Directiva, seguimos  trabajando para que Málaga tenga un Ateneo con la dignidad y calidad que merece, incluso cuando la crisis nos afecta de forma tan agresiva en la reducción de subvenciones y patrocinios. 

5) La música, entre otras manifestaciones artísticas, también forma parte de la oferta cultural que el Ateneo presenta. Dirigiéndose a los lectores de esta revista musical, y a los miembros de la Comunidad Educativa de los conservatorios, ¿cómo les invitaría a participar de las actividades que se organizan en este campo?

R: Málaga tiene un potencial de músicos extraordinario, pero hay pocas oportunidades. En este sentido, el Ateneo es un espacio en el que se puede mostrar el enorme talento de nuestros jóvenes intérpretes. La Vocal de Música, Paula Coronas, es una gran concertista y está organizando ciclos de música en el Salón de Actos del Ateneo en el Museo Picasso que nos cede su auditorio tres veces al año.

Animo a la Comunidad Educativa de los Conservatorios a solicitar su participación en los diferentes ciclos. Estoy convencido de que entre todos haremos del Ateneo un referente musical de nuevos talentos.

6) Como docente y educador, ¿qué opinión tiene de la enseñanza y del sistema educativo en nuestro país?

R: La educación -decía Nelson Mandela- es el arma más poderosa para cambiar el mundo”. Y en esta batalla, el Ateneo quiere tomar partida como demuestra la creación de dos Vocalías de Educación. Las tertulias pedagógicas que iniciamos en la etapa anterior, vuelven con renovadas ideas y con el objetivo de cuestionar métodos, estrategias pedagógicas, modelos de intervención en las aulas, formas de evaluación…

El primer objetivo del estudiante debe ser descubrir el conocimiento. El sistema tiene la obligación de facilitarle los instrumentos para acceder a él y las personas idóneas que lo orienten. En mi opinión, los criterios de selección y la formación pedagógica de los docentes en nuestro país, no son los adecuados.

7) ¿Qué haría falta para que la cultura de un pueblo fuera realmente atendida con el esmero e interés  que se merece?

R: Voluntad política. Convencimiento de que un pueblo culto progresa y supera más fácilmente las adversidades de las crisis. En nuestro país, la cultura es castigada con el mismo IVA que un artículo de lujo, provocando que la venta de libros disminuya en un 40% y que actores, músicos, artistas, escritores… encuentren muy pocas oportunidades para vivir de su profesión. Es vergonzoso que España sea el país europeo con el IVA cultural más alto: Noruega (0%), Suiza (2,5%), Grecia (6,5%), Alemania (7%), Francia (5,5%), Italia (10%) y Portugal (13%).

La industria cultural genera en la provincia de Málaga 9.220 empleos. Copenhague, una ciudad similar a Málaga en número de habitantes (518.574) tiene 80.000 empleos directos en artes creativas (editoriales, imprentas, teatros, conciertos, diseños interiores, moda…). Obviamente a Málaga le queda un enorme recorrido para acercarse a estos parámetros europeos.

8) Málaga siempre fue un destino favorito para visitantes por su atractivo geográfico y su magnífico clima. En los últimos tiempos, la ciudad ha incorporado multitud de reclamos culturales –museos, exposiciones, festivales, conciertos…- que añaden gran interés y personalidad. Presidente, háganos una panorámica general de la imagen que Málaga proyecta  actualmente al exterior.

R: Málaga es una ciudad con equipamientos museísticos, salas de exposiciones, orquestas de música, infraestructuras y comunicaciones con Europa y el mundo, capacidad de alojamiento de turistas. Tenemos la mayor comunidad de residentes de todos los continentes. Somos la  primera ciudad española destino de estudiantes extranjeros. Disponemos de Escuela Superior de Artes Escénicas, Conservatorio Superior de Música y Escuela Superior de Danza, y una oferta turística de primer nivel: Conjunto Alcazaba-Gibralfaro- Teatro Romano, Catedral y ruta de iglesias barrocas, Museos Picasso, Thyssen como referentes a los que pronto se sumará el Museo de Málaga de Bellas Artes, Teatro Cervantes, Teatro Cánovas, Teatro Alameda, Sala María Cristina… Sin embargo, una ciudad de la cultura debería atender mejor a los distritos periféricos para acercar la música, el teatro, la literatura…a todas las capas sociales.

9) Como representante de una institución en la que brillan la libertad de pensamiento, el debate, la intelectualidad y el rigor, nos gustaría conocer cuáles son las voces y las palabras qué resuenan en su ideario personal.

R: Creo que el mundo necesita reordenar todas sus estructuras administrativas y de poder. Los derechos básicos no deben ser palabras hermosas de Cartas Magnas o  constitucionales, sino realidades. La pobreza y las enormes diferencias sociales me rebelan. Los sistemas socioeconómicos experimentados hasta ahora han fracaso. Los referentes hay que crearlos desde el análisis del pasado y las necesidades globales  del futuro.

Mis referentes personales son aquellos que defienden y practican los derechos humanos, la cultura como fundamento de la libertad, la educación pública laica y compensadora, el derecho universal a la sanidad pública de calidad… Algunas de esas voces han paso por el Ateneo y han marcado el rumbo a seguir: José Jiménez Villarejo, 1º presidente del Ateneo de Málaga, referente en la independencia de la Justicia; Iñaqui Gabilondo, ejemplo de la independencia periodística, José Luis Sampedro representante del humanismo en la economía; Federico Mayor Zaragoza defensor de los derechos humanos; Gimeno Sacristán, pedagogo de la coherencia… También me identifico con Gabriel Celaya en la concepción de la Poesía y de la cultura en general, no como un fin en sí mismo, sino como un instrumento, entre otros, para transformar el mundo”.

10) Finalmente, ¿qué son más, las luces o las sombras?

R: En los cinco años que llevo de Presidente, la Junta Directiva se implica de forma activa en la organización de las actividades, hemos reformado los estatutos recuperando la limitación el mandato del presidente a dos periodos de cuatro años cada uno, la Biblioteca Ateneo con los fondos donados por el Dr. Alcalá hace catorce años se va a inaugurar próximamente, se ha puesto en valor la colección de obras de arte del Ateneo que, de forma rotativa, se exponen en la galería-pìnacoteca de la segunda planta, vamos a convertir la zona del bar en un atractivo “Espacio Frank Rebajes” para jóvenes creadores, se han creado las Tribunas Ateneo-Universidad y Ateneo-Medios de Comunicación para reflexionar sobre la crisis de los medios y su independencia, las publicaciones van a dar un paso más hacia el soporte digital, la música, una de las vocalías más afectadas por los recortes en subvenciones, organiza interesantes conciertos de solistas, orquestas de cámara, música y danza… Todos estos proyectos son las luces que nos mantienen vivos.

En cuanto a las sombras, me preocupan las previsiones económicas que han encendido la luz roja de la sostenibilidad del Ateneo. Urge la incorporación de nuevos patrocinadores que entiendan la cultura como una inversión y como un servicio a la sociedad. Los tiempos de las subvenciones de las administraciones públicas han terminado.

Por último, quiero hacer un llamamiento a todos los amantes de la cultura, a hacerse socios y participar en el gran proyecto “Ateneo de Málaga, un espacio de libertad y de compromiso con nuestro tiempo”.

Etiquetas: ,

Haga un comentario

*