Holocausto por Fernando Arcas Cubero

El diccionario español define la palabra holocausto además de como una gran matanza, o exterminio en el caso de los israelitas, como un “acto de abnegación total que se lleva a cabo por amor”. Desde el pasado sábado, Málaga cuenta con un lugar más de la memoria en el antiguo Cementerio de San Rafael, donde fueron ejecutadas por el franquismo sin las mínimas garantías judiciales más de 4000 personas.

A diferencia de los monumentos que pueblan el continente europeo, o los Estados Unidos –la tumba del soldado desconocido de París, el monumento a la Gran Guerra Patria de la Plaza Roja de Moscú, el de los caídos en el desembarco de Normandía o el de  Vietnam de Washington, y cientos de lugares de memoria de las guerras mundiales- las víctimas de la Guerra Civil española no pueden descansar juntas, ni ser recordadas así salvo en la mente de quienes visiten estos lugares. Las separa en Málaga la distancia exacta entre la Catedral y el Cementerio de San Rafael, lugares de descanso de unos y de otros.

Este nuevo  y sobrio mausoleo añade un lugar para el recuerdo de la tragedia. En vez de situarlo –como el monumento a Torrijos y sus compañeros- en el corazón de la ciudad, está en el lugar del sacrificio, en el de las fosas comunes de los  ejecutados cuyos restos han tardado en recibir sepultura digna 77 años.

Manuel Azaña, en 1938, cuando se estaba llevando a cabo esta matanza, imaginó que cuando terminara, quienes la sufrieron nos mandarían desde la tierra que les acogía para siempre el mensaje de “paz, piedad y perdón”.

No tiene la historia  una respuesta definitiva al porqué de la barbarie, que no acaba de desaparecer de la faz de la tierra, y que se ha llevado las vidas de millones de personas, jóvenes en su mayoría, sacrificadas en su larga marcha. Ojalá que este monumento –y el de las otras víctimas de la Catedral- ayuden a la reflexión y mantenga el ejemplo de lo que nunca más debe repetirse en nuestro país.

Fernando Arcas Cubero

Profesor Titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga.

Etiquetas: , , , , , ,

2 respuestas a "Holocausto por Fernando Arcas Cubero"

  • Salvador Peran Mesa says:
  • Fernando says:
Haga un comentario

*