Intervención de Antonio Gala en el acto de entrega de la Medalla Ateneo 2014

DSC_0025

No sé qué decir.

Málaga y Córdoba son las dos ciudades que más quiero en el mundo… Y he conocido muchas ciudades.

Yo quería hacer mi fundación en Málaga para los jóvenes, pero Celia Villalobos no pudo ofrecerme nada más que un cortijillo en los Montes. Yo pensaba que los chicos necesitarían, estando en Málaga, verla y acariciarla. Porque Málaga y Córdoba  son, verdaderamente, las dos ciudades que más he querido en el mundo… y conozco mucho mundo, me ha dado tiempo. Ahora me voy, pero lo he conocido.

DSC_0314

Málaga, para mí, ha sido el anticipo del paraíso que no voy a tener.

Recuerdo que cuando Vázquez Alfarache me hizo hijo adoptivo de todos los pueblos de Málaga,  dije: ¿cuántos son?

Me dijo: cien. Ahora hay uno más. Ya sois ciento uno.

Me siento absolutamente malagueño. He venido aquí, a Málaga, a decirle adiós a la vida…

Está bien llevarme la Medalla del Ateneo, una Medalla de oro, pero está bien que haya tenido que venir esta noche a Málaga para decirle adiós con todo mi corazón.

DSC_0300

Haga un comentario

*