Reconocimiento al Ateneo en el Día de la Constitución 2011

Reconocimiento Subdelegación del GobiernoA continuación pueden leer la intervención de Diego Rodríguez, Presidente del Ateneo de Málaga, agradeciendo el reconocimiento al Ateneo de Málaga del Gobierno:

Sr. Subdelegado del Gobierno.
Sr. Alcalde.
Sra. Delegada de Gobierno de la J.A.
Autoridades.
Señoras y señores.
En aquel ambiente de dictadura, 1966-68, el Ateneo de Málaga nació con dos objetivos muy definidos: la recuperación de la democracia mediante una Constitución, y movilizar a la sociedad malagueña a favor de la creación de la Universidad.
Fueron tiempos difíciles en los que el Ateneo, siempre vigilado –cita del profesor Fernando Arcas-, supo fortalecerse como un espacio intelectual que impulsara nuevas ideas en los diferentes ámbitos de la cultura y de la participación ciudadana de las diferentes ideologías que configuraban el momento histórico de nuestro país.

Llegó, por fin, la Constitución, norma suprema de la convivencia democrática.
Llegó la Universidad a Málaga, fundamental para la igualdad de oportunidades en el acceso al conocimiento.
Llegó la autonomía andaluza, y en el balcón del Ateneo de la Plaza del Obispo apareció la primera bandera verde y blanca.
Y como sólo lo que permanece es real -decían los filósofos griegos-, después de 43 años, el Ateneo sigue creciendo en ideas, en dinamismo y en participación ciudadana, con el objetivo de contribuir a la excelencia cultural de Málaga.
Este reconocimiento que hoy se nos otorga, llega en un momento oportuno, un momento de crisis económica y social que también afecta al Ateneo.
Y lo recibimos desde la convicción de que un Ateneo de prestigio sigue siendo necesario en cualquier lugar del mundo, donde un grupo de ciudadanos se propongan, como lo hicieran aquellos arriesgados fundadores del Ateneo de Málaga, hacer de su ciudad un espacio más culto y más libre.

Gracias a mis compañeros y compañeras de la Junta Directiva por la ilusión con que llevan a cabo los proyectos que desarrollamos.
Gracias a quienes habéis decidido reconocer hoy nuestra aportación a la cultura y a la vida democrática.
Gracias en nombre de tantos ateneístas que han trabajado de forma altruista por un modelo cultural, que sigue fomentando el sentido crítico del conocimiento como instrumento de libertad, la que hoy nos permite celebrar la Constitución, por la que el Ateneo dio lo mejor en aquellos vigilados años de su historia.
Muchas gracias.

Etiquetas: ,

Haga un comentario

*