Tertulia pedagógica…una tarde con Gema, Irene y Lucía

Esta tertulia de marzo le tocó el turno a la escuela rural con un cálido encuentro donde nos acompañaron: Gema Atencia Bravo, maestra, pedagoga e investigadora intenta acercar el mundo al alumnado desde el trabajo por proyectos, con los que aprende, se contagia y disfruta e Irene González Casado, maestra especialista en Pedagogía Terapéutica y psicopedagoga y con gran experiencia en coordinación de proyectos de innovación en interculturalidad y TIC. En la actualidad, desarrollan su trabajo en el Colegio Público Rural “Almijara”, compuesto por seis subsedes repartidas por la Axarquía ( Árchez, Canillas de Albaida, Corumbela, Salares, Sedella), con sede en Sayalonga. Son centros rurales, aislados y con varios niveles en cada aula. Estas características son las que llevaron a estas compañeras a desarrollar un proyecto amplio de trabajo comunitario, con la implicación de toda la comunidad educativa. Plantean otras formas de trabajo, otra mirada, otra acción.

Con el proyecto emprendido el pasado curso 2010-2011: “Mi escuela conoce al pueblo Saharaui”, han convertido al CPR “Almijara” en centro pionero en el trabajo dirigido a EDUCAR LA MIRADA desde una perspectiva crítica y solidaria, basada en el conocimiento de otras realidades socio-culturales, en la convivencia y en la cooperación. También contaron con la colaboración de Lucía Linares, musicoterapeuta y conocedora del trabajo con las emociones. Trabajaron conjuntamente el acercamiento a la solidaridad desde el cambio individual provocando en cada uno de los participantes la conciencia de lo trabajado a través de los sonidos, ritmos y músicas del desierto.

Aquí os dejo la crónica que Manolo Alcalá como casi siempre nos regala después de cada tertulia:

A veces uno duda de si en el ejercicio de la profesión docente es más importante el componente técnico que el actitudinal, de si una enseñanza globalizada es superior a otra parcelada en materias, de si la formación didáctica del docente ha de ser previa o ha de adquirirse en el ejercicio de la profesión, de si ….. Sí, se duda de muchas cosas porque nuestra profesión, nuestro trabajo es complejo, polifacético, expuesto a múltiples contingencias, ….. y, también, creativo.
La del miércoles pasado fue una de esas tardes en las que se ve con claridad, sin ninguna duda, que la dimensión actitudinal, emotiva, soñadora es tan importante o más que ninguna de las que conforman nuestro hacer docente. Esa dimensión es el motor de arranque de actividades que maestros y maestras ilusionadas emprenden con la inestimable ambición de fomentar valores (solidaridad, cooperación, respeto mutuo, tolerancia,….) que ayuden a crecer a niños y niñas en el seno de una sociedad mejor. Sin ninguna duda, la actitud de servicio hacia unas familias y unos niños en la denodada lucha desde el día a día de la escuela por construir un mundo más solidario, más justo, más armónico es ingrediente sustancial de la vida de maestro/a.
El ejemplo de la tarde del miércoles fue demostrativo de lo que comentamos. Gema, Irene y Lucía, maestras y colaboradora del colegio público rural Almijara, nos comunicaron el trabajo que vienen realizando en el entorno de seis pueblecitos de la Axarquía alta, con centro en Sayalonga. La orientación: el trabajo por proyectos convertido sin ser pretendido de inicio, en aprendizaje y servicio, otra forma de abordar la compleja tarea docente en base a un tema globalizador.
Su experiencia se sitúa en un proyecto para crear una red de escuelas solidarias y cooperantes. El curso pasado tomaron como tópico El Sáhara y el pueblo saharaui. Ese proyecto vino nucleando los contenidos y las actividades del aula durante meses. A través de la invención de cuentos, de recopilación de fotos, etc., etc. fue calando en el alumnado la solidaridad, no solo los contenidos escolares propios de la enseñanza por competencias. Comenzaron su andadura organizando en las aulas un concurso de información sobre el Sáhara y de los saharauis. Prosiguieron con una maratón solidaria, que resultó un éxito, y finalizaron con la celebración en Sayalonga de una Jornada de convivencia en la que concurrieron todas las aulas participantes.
La Jornada fue organizada en base a talleres. ¡Se trataba de hacer como un Sáhara en pequeño!. Había taller del agua, de henna, de telares, de percusión, de música del desierto, de disfraces, ….. Una experiencia inolvidable -según Gema, Irene y Lucía- en la que participaron los seis colegios, el municipio, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharahui, amigos invitados y la gente del pueblo.
Sí, señor. Una experiencia señera digna de imitación. A lo largo de este curso vienen trabajando sobre otro proyecto y cuentan con el apoyo de más compañeros. Desde aquí las felicitamos y animamos a continuar en esa línea. Enhorabuena.

Manolo Alcalá

1 respuesta a "Tertulia pedagógica…una tarde con Gema, Irene y Lucía"

Haga un comentario

*