“Tertulias pedagógicas: Una tarde con… Manuel Zafra Jiménez”

Manuel Zafra Jiménez, Licenciado en Geografía e Historia y en Ciencias de la Educación y actualmente profesor de Historia en el IES Pedro Soto de Rojas, de Granada, es ante todo un maestro vocacional con una larga experiencia docente. Su perfil profesional tiene una amplia trayectoria:

Coordinador de equipos de profesorado en actividades de formación e innovación educativa en Infantil, Primaria y Secundaria.

Ha sido el primer Director del IES “Fernando de los Ríos” (Fuentevaqueros, Granada) centro que reivindicó para el pueblo desde su puesto de maestro y Director del colegio público “Federico García Lorca” en la misma población.

Manolo Zafra es un  hombre de abundante verbo, conversación larga y reflexiones profundas. Sí, y a esos rasgos acompaña dos más muy destacados: es un educador de a pie y un trabajador incansable. Bien. Ese Manolo Zafra fue el que, haciendo un esfuerzo considerable, vino a nuestra tertulia.  Tomó la palabra y, con su típica gestualidad,  fue trasladándonos trazos clave de su experiencia en un tono de sencillez, cercanía y modestia.

Manolo nos describió cómo nació el IES de Fuente Vaqueros (Granada)  y cómo priorizaron la integración en la dinámica del centro de un importante contingente de alumnado que abandonaba el sistema educativo.  Este centro, ha sido y es un referente de convivencia y atención a la diversidad. Manuel Zafra junto a un grupo de docentes arriesgados iniciaron un proyecto de atención a la diversidad dirigido al alumnado gitano, temporero e inmigrante que se convirtió en modelo para los IES Andaluces.

Para Manolo Zafra, el Centro de Secundaria ha de estar al servicio de toda la comunidad escolar, y desde planteamientos fundamentalmente inclusivos, trató de configurar un equipo de profesorado abierto y no sometido a la rígida configuración disciplinar de los departamentos, trasladando los mejores valores de la escuela comprensiva a la enseñanza secundaria. La lucha contra el absentismo, la atención a la diversidad, la integración del alumnado gitano, la búsqueda del éxito escolar, la participación, la dignificación de los espacios y el clima de convivencia, fueron las claves de un Proyecto Educativo compartido.

En palabras de Manolo Zafra “cada centro es un “microcosmos” que tiene su propio estilo de gestión, su propio clima de convivencia y de relaciones humanas… y por lo tanto cada centro tiene que encontrar su propio camino”.

A lo largo de su intervención se vio claro que la integración de ese tipo de alumnado requiere que el equipo de profesorado lo tome como objetivo  y lleve a cabo cambios organizativos y curriculares.

Y uno de esos cambios clave es situar la atención a la diversidad como principio pedagógico, como idea de la que derivan actuaciones en la organización de los grupos, de los horarios,  en la elaboración de materiales, en la evaluación, etc., etc.

La dinámica emprendida  en el centro fue dando frutos tras varios años de esfuerzo. Frutos que Manolo  nos mostraba orgulloso. Y es que es para estarlo, pues no ya posibilitar el éxito de ciertos alumnos destinados a priori al fracaso es digno de elogio, sino simplemente evitar el fracaso  de muchos otros.

Sí, estando con Manolo podemos darnos cuenta de que la misión educativa fundamental de los centros es ayudar a los estudiantes a crecer, a desarrollarse personalmente, a ser. Pero para conseguir esa misión además de grandes profesionales necesitamos grandes personas y Manolo Zafra encarna a ese profesional  y persona  implicada, comprometida con su tiempo y con su entorno, humanista y humano que contagia y contamina su acción y relación con fuertes lazos afectivos y amorosos. Ha sido y es un modelo y un referente no solo como profesional sino también como persona, una persona entrañable que llega a padres, madres, profesores, profesoras y hasta Administradores, generoso y solidario, nada más y nada menos…, cualidades humanas fundamentales que en la formación de docentes debemos contribuir a desarrollar. Un alumno del IES (aparece en el blog de su Instituto) se despedía así de Manuel después de sus 25 años en el pueblo como docente y Director:

“D. Manuel,… no gusto que te fueras de aquí, porque tu eras el espíritu de este centro de educación, usted era como un padre para todos los alumnos, por eso te quiero agradecer por todo lo que me has enseñado en eso últimos años gracias, ah! y recuerdos de mi familia…, que sabes quienes son…”

Porque Manolo es de esos maestros, de esos profesores de Instituto que saben quienes son los padres y madres de sus alumnos.

Como es natural, la tertulia que siguió a la intervención de Manolo se dirigió hacia  el currículum y, sobre todo, hacia el profesorado y el ambiente actual de los centros.  En efecto, es necesario que el profesorado tome conciencia de su papel educativo –no meramente transmisor de ciertos contenidos académicos- y de que la dinámica organizativa de los centros camine por esa senda.

Ese tema, el del profesorado, su formación, selección y evaluación ocupará un lugar importante en la tertulia próxima en la que tendremos como ponente a  Ángel Pérez Gómez.

Nos veremos.

Manolo Alcalá y Encarna Soto

4 respuestas a "“Tertulias pedagógicas: Una tarde con… Manuel Zafra Jiménez”"

  • Miguel Cobo says:
    • Encarnacion Soto Gómez says:
Haga un comentario

*