Visitas: 12414

EL ATENEO DE MÁLAGA (1966 - 2006)

El Ateneo de Málaga ha desempeñado un papel muy importante en la vida cultural y social de la ciudad. Desde su constitución, hace 40 años, viene realizando una actividad singular y ha tenido una trayectoria rica y densa, a pesar de su corta vida. Quienes lo han visitado a lo largo de los años lo han definido como "inspirador de la cultura y del diálogo" (Eduard Malefakis), "lugar liberal, con una tradición democrática admirable" (Garrigues Walker), "institución ejemplar en una Málaga a veces demasiado indiferente a la cultura" (Javier Tusell). Son sólo algunas frases, recogidas al azar del Libro de Oro del Ateneo, que pueden resumir la esencia ateneísta y el compromiso de sus socios desde su fundación hasta nuestros días.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Fue el 16 de diciembre de 1966 cuando se celebró la Asamblea Constituyente en el salón de actos de la entonces Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, en la calle Compañía nº 2, actual sede del Ateneo. Ha vuelto a sus orígenes y ha recuperado para la ciudad un edificio singular, con el compromiso de su total rehabilitación. En aquella asamblea se reunió un centenar de malagueños, "artistas, científicos, intelectuales, personas con amor por el cultivo del espíritu". Fueron los socios fundadores. El llorado Ramón Ramos Martín dio lectura al documento que resumía como "un grupo de malagueños y residentes en la ciudad dieron en trabajar por la fundación de una asociación tipo Ateneo, asociación cultural de carácter privado e independiente, donde hallen cobijo grato sus inquietudes culturales, numerosas y varias, pero hasta ahora dispersas". Se aprobaron los estatutos y fue elegido el primer presidente, José Jiménez Villarejo, por aquel entonces Fiscal de la Audiencia de Málaga. Poco duró su mandato. Su actividad profesional no era compatible con la representatividad de una institución bajo sospecha. Le sucedió en el cargo el prestigioso médico psiquiatra Fernando Alamo de los Ríos, quien tuvo que sortear toda clase de obstáculos hasta conseguir dos años después la autorización oficial del Ateneo. Tras numerosas trabas, cruce de escritos, rectificaciones de los estatutos, súplicas, denuncias de mora y mucho tesón, el Ministerio de la Gobernación reconocía en octubre de 1968 la licitud del Ateneo, visaba sus estatutos y otorgaba carta de naturaleza a la nueva institución.


FILOSOFÍA

En la declaración que figura al comienzo de los estatutos se resume la filosofía de la nueva Asociación Artístico-Literaria: "Nace el Ateneo de Málaga como culminación en esta ciudad de los deseos y esfuerzos aunados de los amantes de las ciencias, artes y letras, adoptando la forma de una asociación e imponiéndose como finalidad el fomento de la cultura en todas sus manifestaciones, sin limitación de ámbito ni de nacionalidades".

ACTIVIDADES

En el artículo primero de los Estatutos del Ateneo se resumen las actividades en los siguientes apartados: a) Agrupar a científicos, artistas, intelectuales y demás personas con amor por el cultivo del espíritu. b) Fomentar y extender la cultura en sus diversos manifestaciones. c) Promover, organizar y encauzar cuantas iniciativas puedan condicr a los objetivos propuestos, tales como: conferencias, certámenes, exposiciones, recitales, coloquios, seminarios, investigaciones, críticas, bibliotecas y demás actos o medios de divulgación. d) Mantener el más amplio intercambio cultural en todos los ámbitos, incluso en el internacional, y este último de manera muy especial por el carácter cosmopolita de nuestra ciudad y su Costa del Sol. e) Colaborar con entidades oficiales y privadas propias de los fines apuntados.

PLAZA DEL OBISPO, NÚM. 1

Es obligado hablar aquí, aunque sea sucintamente, del primer local social del Ateneo. El primer piso de la casa nº 1 de la Plaza del Obispo fue un local entrañable, lleno de historia, por donde pasaron los más ilustres escritores, historiadores, artistas y pensadores de aquellos años de la dictadura, y por sus salones desfilaron intelectuales, artistas y personas de progreso que había en Málaga. Por su tribuna pasó lo más destacado de la intelectualidad española. Personalidades como Severo Ochoa, Aranguren, Rodriguez Delgado, Tierno Galván, Julián Marías, Lidia Falcón, por citar sólo algunos, dieron impulso y prestigio a aquella incipiente institución, que se ha caracterizado siempre por su espíritu abierto, plural e independiente, determinado por sus tendencias progresistas, y comprometido por las libertades y los derechos humanos.

NUEVA SEDE

Posteriormente, el Ateneo tuvo que abandonar el local de la Plaza del Obispo a causa de las obras de rehabilitación de sus viviendas, trasladándose a otro piso en la calle Ramos Marín, donde continuó su ejemplar trayectoria. Desde el 14 de abril de 2000 el Ateneo tiene su sede en una parte del edificio de San Telmo de calle Compañía, núm. 2, cedido por la Delegación de Educación, en lo que fue Colegio-Convento de los Jesuítas (S.XVII-XVIII), Escuela de Nautica, Escuela de Bellas Artes (S.XIX), Escuela Femenina de Magisterio y Escuela de Artes y Oficios Artísticos (S.XX). Es compromiso de la actual Junta de Gobierno, que preside el Teniente Fiscal Antonio Morales Lázaro, conseguir la rehabilitación total del edificio, para lo que solicitó al Ministerio de Trabajo, a través del INEM, la creación de la Escuela-Taller Ateneo. El 20 de abril de 2001, el director provincial del INEM comunicó al Presidente del Ateneo que la Dirección General del Instituto Nacional de Empleo aprobó la creación de la Escuela-Taller Ateneo para la rehabilitación-restauración del edificio San Telmo en calle Compañía 2, sede del Ateno, según el proyecto del arquitecto malagueño Carlos Hernández Pezzi. La subvención concedida para las obras fue de 118.362.365 pesetas, de acuerdo con la memoria del proyecto. La Escuela-Taller cuenta con las especialidades de albañilería, pintor de edificios, carpintero y electricidad básica. En total participaron 40 trabajadores y duró 24 meses.

HISTORIA RECIENTE

El mes de junio de 2001, el vicepresidente primero del Gobierno y Ministro del Interior declaró de "utilidad pública" al Ateneo de Málaga, por lo que tiene derecho a acogerse a todos los beneficios que las normas vigentes otorgan. A partir del año 2002, Rehabilitada ya la nueva sede de calle Compañía, edificio San Telmo, (resta la 2ª fase de rehabilitación de la 2ª planta) El Ateneo de Málaga recupera el prestigio logrado desde sus inicios, siendo un referente en la vida cultural malagueña. Sobresalen entre sus logros la implantación de varias Delegaciones, auténticas extensiones del Ateneo en diversas localidades de la provincia, como son Fuengirola, Villanueva del Rosario, Torrox, Torremolinos y Marbella. Desde el año 2001 el Ateneo de Málaga edita la Revista Ateneo del Nuevo Siglo, revista de Pensamiento y Debate. Las Artes, las Ciencias y las Letras, en la que colaboran destacados escritores, filósofos, historiadores, intelectuales, científicos y artistas, siguiendo una línea de libertad de expresión y pluralismo ideológico. En este periodo nace NeoAteneo, sección joven del Ateneo, que aglutina a un grupo de jóvenes ateneístas, realizando actividades de carácter más juvenil y moderno dentro de la programación general de la institución, que atrae a un sector más joven de la ciudad. En el año 2005 NeoAteneo recibe el Premio Andalucía Joven promovido por el Instituto Andaluz de la Juventud de la Junta de Andalucía. En el año 2003 el Ayuntamiento de Málaga, sirviéndose de los Fondos europeos, concede al Ateneo llevar a cabo el programa Interreg III-A con el objetivo de establecer relaciones culturales entre Málaga, Nador y Tetuán, a través de ciclos de conferencias, exposiciones, teatro, cine, conciertos, etc. El Ateneo colabora estrechamente en la I Bienal "Málaga en Flamenco", organizada por la Diputación de Málaga en el año 2005, organizando conferencias, mesas redondas, exposiciones y recitales flamencos, manteniendo el compromiso de colaboración en las sucesivas Bienales. Y en el año 2006 se crea el "Aula de Literatura y Pensamiento contemporáneos Rafael Pérez Estrada", que pretende concitar en la tribuna del Ateneo a las personalidades más importantes de España y del mundo, para que a través de sus conferencias expongan las últimas corrientes del pensamiento de los nuevos tiempos. Durante el curso académico cada año se desarrollan numerosos ciclos de conferencias, mesas de debate, exposiciones, cineforum, representaciones teatrales, conciertos, etc, actividades todas ellas enmarcadas dentro de los parámetros establecidos en los estatutos de la institución fijados en la asamblea constituyente en el año 1966 y que se mantienen idénticos en los nuevos estatutos aprobados en la Asamblea General de socios de 2005, cumpliendo las normas de la nueva Ley de Asociaciones.